gototopgototop

Recomendar Imprimir

Arquitectura

 Arquitectura

 
La fachada es de estilo neorománico, destaca el escalonamiento de los arcos de medio punto y entre ellos, los florones en relieve. Sobre las enjutas del arco del acceso principal, corre horizontalmente una arquería con grandes flores, hojas y tallos en su interior; siete círculos ligados por palmas rodean a la rosa o rosetón que es un elemento neogótico. La puerta del acceso principal muestra una peculiar serie de tres arcos en derrame.

La luz entra al templo a través de 25 excelentes vitrales policromos con diseños de flores y elementos vegetales hechos en México por la compañía italiana Talleri, doce de ellos se ubican a lo largo de su única nave y en el crucero, ocho en el tambor de la cúpula, cuatro en las entradas laterales y el último en el rosetón.

Otros doce vitrales de menor tamaño se aprecian distribuidos en las tres puertas interiores del acceso. En el ábside se pueden admirar los hermosos murales alusivos a la Sagrada Familia pintados por el padre Gonzalo Carrasco, excelente pintor de gran mérito y originalidad, graduado de la Escuela nacional de Bellas Artes en 1883.